Bromyros
Arquitectura

Irene Moreira, ministra de Vivienda, Odenamiento Territorial y Medio Ambiente. (Fotografía: Pablo La Rosa)

Vivienda social es prioridad para Irene Moreira

agosto 31, 2020

Por Gabriela Sommer [Entrevista realizada el 12/03/20]

Entre sus preocupaciones se encuentra la de disminuir sustancialmente el número de asentamientos existentes para que más uruguayos puedan vivir en condiciones dignas y reducir el déficit de viviendas a nivel nacional. Desde su reciente asunción en el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente; Irene Moreira analiza estrategias para alcanzar su cometido: la búsqueda de fideicomisos que permitan financiar un mayor porcentaje de edificaciones, la reducción de los tiempos en la habilitación de sistemas constructivos no tradicionales, el estudio de alternativas que compatibilicen con el medio ambiente, son algunas de ellas.

–¿Cuál es el principal desafío de la gestión para los próximos cinco años?

–Es utópico decir que el desafío más grande es reducir a cero los asentamientos, pero sí voy a hacer el mayor esfuerzo por disminuir su número. La evaluación que hicimos al respecto me asusta. Me asusta que Montevideo sea el departamento con el mayor número de asentamientos, que le siga Canelones, y que Artigas sea el tercero, es realmente preocupante. Es ahí que quiero poner el foco. En una vivienda social, en una vivienda digna. Duele mucho ver a estos uruguayos en esta situación. Hemos recorrido varios asentamientos, en Montevideo hicimos una recorrida con el ministro de Desarrollo Social, Pablo Bartol. También hicimos una recorrida por el interior, estuvimos en Maldonado, y hoy [12/03/20] estuvimos recorriendo Florida. No estuvimos en los asentamientos, pero sí hablamos con las autoridades del departamento para hacer una visita próximamente. Esa es la realidad que quiero cambiar. Si al irme de esta cartera, llegado el momento, hago una evaluación y veo una disminución en el número de asentamientos, creo que sería una gran victoria.

¿QUIÉN ES IRENE MOREIRA?
Irene Moreira nació en Montevideo, sin embargo, con tan solo 15 días comenzó a forjar su relación con Artigas, el departamento de su mamá y sus abuelos. Y así es que, a lo largo de su vida, Moreira ha recorrido la Ruta 5 incontables veces. Cuando tenía 15 años conoció a quien hoy es su marido, Guido Manini Ríos; pero recién en enero de 1987 se casaron. Previamente, en 1984, empezó a cursar Abogacía en la Universidad de la República, carrera que postergó cuando llegaron los hijos, Micaela y Bruno. Años más tarde, en la Universidad Católica del Uruguay, obtuvo su título de abogada. En 1982 Moreira empezó a militar en el Partido Nacional junto a su padre –el coronel retirado Roque Moreira– cuando este fundó la agrupación Tres Árboles. Moreira fue Convencional del partido de forma ininterrumpida hasta 2019, edil suplente de Artigas durante tres períodos y en el período pasado (2015-2020) fue edil titular. Pero no llegó a finalizar el ciclo, ya que el año pasado renunció para acompañar la carrera política de su marido, encabezar la lista de diputados de Cabildo Abierto –también en Artigas– y ocupar el tercer puesto en la lista de senadores. Meses después de haber sido electa senadora, el 2 de marzo, Irene Moreira asumió su cargo al frente del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente.

–¿Cuáles serían las líneas de acción para alcanzar ese objetivo?

–El ministerio requiere dinero para la construcción. Estamos trabajando con nuestro equipo, tratando de conseguir fondos, para que no sea solamente presupuestal. Trabajamos para conseguir fondos de inversión que coticen en la bolsa, intentando encontrar los mecanismos necesarios para lograrlo. Realmente queremos hacer una política de shock, tratar de comenzar lo antes posible. Y para eso tenemos algunos lineamientos. No puede ser, por ejemplo, que el DAT [Documento de Aptitud Técnica para sistemas constructivos no tradicionales] esté demorando entre un año y medio y dos para dar la autorización. Nosotros tenemos confianza y fe en estos sistemas nuevos de construcción. Si ya están aprobados en otros lugares del mundo, entonces trataremos de acelerar esos procesos para practicarlos acá. Creo que un objetivo es reducir los plazos de aceptación del DAT y, naturalmente, seguir con la construcción tradicional. Acelerar los procesos porque hay una demora, sobre todo, para esos productos nuevos.

–¿Qué posibilidades se han estudiado para la construcción de la vivienda?

–Desde que me designaron me han llegado diferentes propuestas, muy interesantes todas. Algunas, coordinadas con el cuidado del medioambiente; que también es un tema que me interesa, me preocupa y me ocupa mucho. Hay una serie de posibilidades para construir sin atacar el medioambiente y creo que alcanzar eso también sería una gran victoria. Tengo grandes sueños, por así decirlo; y a veces hay que soñar para alcanzar las metas.

JUVENTUD Y CAMBIOS

–¿Qué otras necesidades deben contemplarse en este período?

–Dar la posibilidad a los jóvenes de acceder a una vivienda; porque hay muchos jóvenes, profesionales que recién comienzan, que pueden cubrir una cuota, pero no juntar un capital. Creo que esas son necesidades que también hay que cubrir.

–En esa línea, se anunciaron cambios en la reglamentación de la ley de Vivienda Promovida, que actuarán sobre los decretos que tanta controversia ocasionaron en estos últimos años. ¿Qué puede esperarse de ellos?

–La ley funcionaba bien, luego [en los años 2014 y 2017] se hicieron una serie de modificaciones. El Sr. Presidente de la República dijo que iba a derogar algunos de esos artículos. Esto va a generar un movimiento que pienso que puede ser muy bueno. Ya hemos tenido reuniones con las diferentes cámaras y están de acuerdo. De todas formas, ya he dicho en más de una ocasión que lo que está funcionando bien en el ministerio no se va a tocar. No vamos a tacharlo porque sea de otra política: lo que está bien va a seguir funcionando. Lo que se pueda mejorar, se va a mejorar. Y, lógicamente, vamos a tratar de poner nuestra impronta. [A través de un decreto del 16 de abril, el Poder Ejecutivo modificó la reglamentación de la ley].

(Fotografía Presidencia)

 –Más de una vez mencionó que quiere poner foco en el interior, ¿por qué?

–Soy mujer del interior. Las necesidades son a nivel nacional, de eso no hay dudas; pero a veces las respuestas en el interior demoran más en llegar. Creo que no podemos olvidarnos del interior. Más si es un interior profundo como el mío. Creo que estoy obligada a reconocer el interior y a trabajar por el interior.

–¿Existe alguna propuesta concreta para el interior del país?

–Todavía no hay nada concreto. Recién salimos de una entrevista con cooperativas que tienen varios proyectos en el interior. Y fomentar a Mevir, quiero darle un mayor impulso a Mevir que es una obra maravillosa. Hay mucho para hacer, lo importante son las ganas, el esfuerzo; es un desafío muy grande el que tenemos por adelante. Pero tengo mucha fe en este equipo que estamos armando y en lograr eso que todos quieren, un Uruguay de primera.

–En el borrador de la Ley de Urgente Consideración varios artículos hablan sobre la vivienda, ¿en qué consisten?

–Hay un articulado importante que plantea una modificación en la estructura del ministerio. Se propone crear una nueva dirección [la Dirección Nacional de Integración Social y Urbana], desconcentrada del ministerio. Nosotros hicimos una propuesta; el partido Cabildo Abierto propuso que esa dirección estuviera bajo la órbita del Ministerio de Vivienda. Una vez presentado el borrador de la LUC, fue entregado a todos los partidos para que dieran sus opiniones. Aún no sé exactamente si la propuesta que hicimos fue aceptada o no. No sé cuál va a ser la resolución.

“Si al irme de esta cartera hago una evaluación y veo una disminución en el número de asentamientos, creo que sería una gran victoria”

Ministra Irene Moreira

 –¿Cuáles serían los objetivos de la nueva dirección?

–No sabía de la creación de esta dirección, pero es una gestión que yo había imaginado realizar, que es unir todo lo referente a la vivienda social, para lograr un mejor manejo. Porque el organigrama del ministerio hoy tiene una única dirección nacional, y esa creación daría más fluidez. Y la impronta que queremos darle es que no sea solamente un trabajo vertical, sino de realizar también un trabajo horizontal, de trabajar en conjunto con el Mides y con los distintos sujetos activos de esta área. Porque no se trata solo de construir y entregar la casa, sino de ver toda la problemática que rodea a la persona, para poder darle una solución global al problema. Creo que eso es importante, trabajar en grupo.

–Y el trabajo entre el Estado y el sector de la construcción, ¿cómo ve que se va a articular esa relación?

–Tiene que ser con armonía, porque acá no hay un solo sujeto, tenemos que trabajar todos de forma conjunta para sacar adelante el país.

……………….

CAMBIOS EN LA REGLAMENTACIÓN DE VIVIENDA PROMOVIDA

La ley N° 18.795 de Promoción de la Vivienda de Interés Social fue promulgada en 2011 y reglamentada en el mismo año por el decreto N° 355/011. Luego, varios decretos modificaron la reglamentación de la ley. El nuevo Poder Ejecutivo encabezado por Luis Lacalle Pou introdujo algunos cambios en abril de este año, a través del decreto Nº 129/020. El más relevante refiere a las características de las viviendas pasibles de ser beneficiadas por la ley. Dentro del artículo destinado a describir las características de las viviendas, se incorpora el monoambiente: “Áreas habitables iguales o superiores a 25 (veinticinco) metros cuadrados e iguales o inferiores a 40 (cuarenta) metros cuadrados, para aquellas unidades de un ambiente que den cumplimiento a lo establecido en la normativa municipal del departamento correspondiente”. Además, se quitó del artículo que refiere a las características de la inversión lo siguiente: “No se promoverán proyectos que impliquen una cantidad de viviendas mayor a 100 (cien)”. Esto implica que se eliminó el tope de unidades por proyecto. Dentro de los beneficios tributarios para la construcción y la adquisición de viviendas promovidas destinadas al arrendamiento, se cambió el margen de los proyectos que no reciben el 100% de bonificación. Pasó de ser un 40% por el decreto anterior a ser de un 60% a partir del actual. Otra modificación que introdujo Presidencia fue en el momento de finalización de obra, que ahora puede tener varios momentos: “En los proyectos promovidos con diferentes etapas o sectores, se concederán finalizaciones parciales de obra”.

Selsil Raiona Boxes Estudio Comas Chaman

¡Recibí noticias del sector!

Suscribite a nuestro mailing

Quiero la revista Construcción

Suscribite a nuestro mailing mensual y mantenete informado con las novedades de la industria de la construcción en Uruguay.

Suscribite en ➡️ http://www.revistaconstruccion.uy

"El sector de la construcción ha dado ejemplo de cómo conducirse en la pandemia. Primero para suspender las obras, segundo por la licencia dada y tercero por los 35 meses de negociación colectiva" Presidente @LuisLacallePou en el #DíaDeLaConstrucción2020.

"Sería deseable que el país cuente con un plan de infraestructura que trascienda un Gobierno, una política de estado. Porque cuando hay reglas claras el sector privado se potencia". Ing. Diego O'Neill, presidente @CCU_Oficial.

http://bit.ly/3j3GUW8

#DíaDeLaConstrucción2020

El presidente @LuisLacallePou ya está en el evento por el #DíaDeLaConstrucción2020, "Construcción, motor del desarrollo económico y la generación de empleo".

Siga la transmisión en vivo: http://bit.ly/3j3GUW8