Infraestructura

(Foto: Gub.uy)

Paganini: “Uruguay tiene ventajas comparativas para ser un exportador de hidrógeno y sus derivados”

diciembre 23, 2021

Por María José Fermi

El ministro de Industria, Energía y Minería, Ing. Omar Paganini, conversó con Construcción sobre la estrategia de Uruguay para convertirse en productor de hidrógeno verde, las oportunidades, los desafíos y algunas de las implicancias para el sector construcción.

–¿Por qué desde el gobierno hay un interés estratégico en impulsar la producción de hidrógeno verde?

–Por un lado, el país tiene que seguir avanzando en su transformación energética, estamos en la segunda transformación que tiene que ver con descarbonizar el transporte y la industria. Para el transporte de carga y larga distancia, el hidrógeno probablemente en un tiempo sea la solución comercialmente viable, aún está en etapa piloto. Por otro lado, tanto para la industria como para otros rubros de la economía, el hidrógeno puede cumplir un rol importante para ir sustituyendo al petróleo. Hemos descubierto cada vez más avidez del mercado internacional por estos usos alternativos del hidrógeno y la posibilidad de un mercado exportador para un país como Uruguay, que tiene ventajas comparativas para poder ser un exportador de hidrógeno y sus derivados.

–¿Cuáles son esas ventajas?

 –Tenemos energía renovable en abundancia. Hoy tenemos 1,5 GW de energía eólica y cerca de medio GW de energía solar instalados; podríamos tener 90 GW identificados en lugares de alto potencial. Podemos crecer, en ese sentido, en el mediano plazo. Por otro lado, tenemos agua dulce sin riesgo de ser afectada por la producción de hidrógeno. Estas dos ventajas naturales nos posicionan bien, pero, además, tenemos la posibilidad de captar inversiones con seguridad jurídica a muy baja tasa de interés por nuestro comportamiento macroeconómico y de la política sólida para radicar proyectos de porte, como son los de hidrógeno. Después, y no es menor, el haber hecho con éxito la primera transformación energética. Todo eso nos coloca en un lugar de destaque y entendemos que estamos en un buen posicionamiento para jugar en la nueva economía del hidrógeno. Claramente, no es un desarrollo mágico; requiere tiempo, esfuerzo e ir dándole forma a una estrategia nacional, que es la que estamos terminando de delinear en estos proyectos.

–A nivel de panorama y plazos, ¿cuál es la perspectiva desde el ministerio?

–Nuestra perspectiva al corto plazo es poder desarrollar un piloto para transporte de carga, tal vez algún otro proyecto de pequeña escala en los años próximos. A mediano plazo, de aquí al fin del período de gobierno, la perspectiva es que se pueda estar construyendo algún proyecto mediano. Cuando hablamos de proyectos medianos, para el Uruguay son proyectos grandes de producción de derivados del hidrógeno. La gran escala viene mucho después porque el mundo tiene que desarrollar toda una infraestructura de logística para distribuir el hidrógeno. Vemos más cerca los proyectos con derivados del hidrógeno porque es un combustible alternativo que es líquido y se pueden usar los puertos y barcos que hoy existen. Estos son el metanol, el diésel sintético y el combustible aeronáutico: requieren del hidrógeno pero, además, usan otro tipo de materias primas. Ahí ya hay un mercado de exportación en el corto plazo que requiere, como todo, desarrollo del mercado nuevo, contratos de largo plazo con gente que esté dispuesta a comprar el combustible.

–Que se generen las condiciones para que valga la pena hacer una inversión de esa magnitud.

–Claro, esa es la etapa en la que estamos entrando ahora; podrá demorar dos, cinco años concretar algún proyecto de esos. Es lo que tenemos esperanzas de lograr.

 –¿En qué momento se encuentra el proyecto piloto de hidrógeno que lanzaron este año?

–Hemos cerrado la etapa de diálogo con interesados y estamos redactando las bases para el llamado que va a ser a principios de año (febrero, marzo). Será un llamado para consorcios que desarrollen la producción de hidrógeno y el servicio de suministro surtidor a camiones y provean, también, los camiones para un servicio de fletes, generalmente aplicado a la agroindustria del sector forestal. Puede ser que alguna de las propuestas venga más para el lado de los pasajeros, no sabemos. En la medida que los costos hoy todavía no son competitivos se dará un subsidio por un plazo para que ese servicio se desarrolle, esperando que después, la rueda del transporte de hidrógeno empiece a girar sola. Será un aprendizaje como país.

–¿Qué tipo de inversiones de infraestructura son necesarias para desarrollar este sector?

–Los proyectos de mediano porte requieren instalar generación de electricidad renovable, estamos hablando de proyectos de 200, 300 MW. Hay que instalar, también, una planta de producción de hidrógeno, lo que se llama un electrolizador (donde se hace la electrólisis). Esta planta hay que alimentarla con agua dulce, purificar el agua y, después, tener un proceso de almacenamiento del hidrógeno y un proceso químico de transformación del hidrógeno en estos combustibles alternativos, que es una planta industrial. Luego está la logística: transportar este combustible, que es similar a transportar gasolina o gasoil, hasta algún puerto y exportarlo. En el caso de estos proyectos de mediano porte, nos imaginamos el puerto de Montevideo o alguno de los otros puertos existentes, porque no estamos hablando de un gran volumen; serían algunos barcos por mes. Cuando llegue el momento del hidrógeno líquido, que será más adelante, el hidrógeno puro se traslada a muy baja temperatura con barcos y terminales portuarias especializadas. Es una infraestructura mucho mayor que no vendrá en el corto plazo, más bien en el mediano plazo (10, 15 años o un poco más).

¿QUÉ ES EL HIDRÓGENO VERDE?
Hoy, globalmente, se producen alrededor de 120 millones de toneladas de hidrógeno al año utilizado mayormente en refinerías y la producción de amoníaco (para fertilizantes y otros productos), metanol, acero, etc. El hidrógeno verde es aquel que se produce utilizando energías renovables, sin participación de combustibles fósiles. Esto se logra a través de la electrólisis del agua: se utiliza electricidad de fuentes renovables (como la eólica o solar) para obtener hidrógeno a partir del agua. El hidrógeno verde se vislumbra como la solución para descarbonizar el transporte de gran dimensión y la industria, así como sustituto del petróleo.

–Ancap también habló sobre la posibilidad de desarrollar producción offshore, incluso presentó un programa para atraer inversiones.

–A todo esto le llamamos el Programa H2U, que quiere decir Hidrógeno en Uruguay y tiene el desarrollo de la ruta nacional. Dentro hay una hoja de ruta onshore, que es la que venía contándote, y una hoja de ruta offshore, que Ancap propuso y nos pareció válida. Tiene que ver con instalar en la plataforma atlántica uruguaya generación de energía eléctrica con molinos de mayor porte y vientos más constantes, produciendo el hidrógeno ahí mismo. De esa manera uno puede pensar en un negocio de exportación directo sin necesidad de la fase portuaria. Igual tiene que equilibrar los costos con instalar molinos en el mar. En nuestra perspectiva, la competitividad del offshore tal vez demore un poquito más en venir, pero existen ya proyectos de este tipo en el Mar del Norte y se está recibiendo interés de firmas internacionales por este proyecto. Ancap quedaría asociada a una inversión privada con una determinada participación.

–Desde lo que impulsa el ministerio, ¿qué métodos de financiación se manejan? ¿Se trataría de inversión privada?

–Mayormente sí, salvo en el apoyo que le vamos a dar al piloto, no vamos a recurrir a la inversión pública para proyectos específicos de hidrógeno, que entendemos tienen que financiarse por los contratos de suministro a grandes consumidores en el mundo. Sí puede haber necesidad de inversión en obra pública colateral que se irá desarrollando en la medida de lo necesario. Cuando se exporte el hidrógeno más adelante habrá que estudiar terminales portuarias o lo que corresponda, pero el motor de esto es la inversión privada.

–Tras la gira por Europa se dijo haber detectado un creciente interés para desarrollar el hidrógeno verde en Uruguay. ¿Cuáles son sus impresiones al respecto?

–Estuvimos en Alemania, Países Bajos, Francia e Italia […] con miembros de gobierno y empresarios privados importantes. En todos ellos hay mucho interés en desarrollar suministro de hidrógeno hacia Europa porque es una estrategia general de la Unión Europea apostar al hidrógeno para dar el paso siguiente en la descarbonización. Europa necesita reemplazar una cantidad de generación por energía renovable y no tiene la posibilidad de instalarla toda en su territorio. La mayoría está pensando en importar desde países excedentarios en América del Sur, Australia y África. Y siempre con la preocupación de parte de los países europeos de cuál es el impacto que tiene la producción en los países de origen. No se trata, por ejemplo, de importar hidrógeno verde y que ese país empiece a generar más energía fósil para su consumo interno.

–Mantener la coherencia en cuanto a sustentabilidad.

–Ahí es donde están teniendo lugar una serie de discusiones más de marco regulatorio donde nosotros queríamos marcar nuestra posición como país que está en primera línea para implementar estas cosas, porque ya tiene una matriz energética transformada; algo que no pasa con otros.

–Es una carta de presentación mucho más sólida.

–Eso es importante porque, a veces, Uruguay es un país que pasa desapercibido, pero hay que marcar presencia y se notó que fue oportuno: tuvimos respuestas muy favorables, tenemos interés.

“Los proyectos grandes en los que Uruguay ha mostrado ser exitoso ayudan a hacer confiable al país. No se trata solo de que venga una empresa extranjera y se instale, sino saber que cuenta con empresas locales para hacer el EPC”.

Ing. Omar Paganini, MIEM

–¿Qué desafíos presenta el país para poder desarrollar esta nueva fuente de energía?

–Por un lado, que aparezcan, efectivamente, consumidores dispuestos a hacer contratos a largo plazo. O sea, que el mercado de offtakers del derivado del hidrógeno verde se vaya consolidando tanto que, a partir de estos contratos, se pueda dar financiamiento para proyectos en Uruguay. Estos van a ser proyectos de empresas extranjeras que, eventualmente, subcontratan a empresas uruguayas. El primer desafío es que todo este mercado nuevo vaya a cierta velocidad, algo que está fuera de nuestro control. El segundo desafío es poder competir con países que están queriendo proponerse también como posibles bases para estos proyectos, para lo cual tenemos que dar algún estímulo –beneficios fiscales, por ejemplo– y movernos rápido para que nos tengan presentes. Hay un desafío de marketing país que es importante.

 –Desde el punto de vista de la construcción, ¿el haber construido ya otras fuentes de energía renovables en el país es un activo a favor?

–El haber construido estos proyectos y ya tenerlos funcionando en el país, ayuda. Diría, también, que los proyectos grandes en los que Uruguay ha mostrado ser exitoso, como las pasteras, el ferrocarril y otros, ayudan a hacer confiable al país. Porque no se trata solo de que venga una empresa extranjera y se instale, sino saber que cuenta con empresas locales para hacer el EPC (Engineering, Procurement, Construction). La experiencia de UPM, Montes del Plata y UPM 2 ha mostrado que las empresas extranjeras han trabajado muy bien con las empresas nacionales para estos megaproyectos. Todavía no estamos hablando de proyectos tan grandes en esta primera fase, pero son proyectos de porte y seguro que nuestras credenciales como país y nuestra industria de la construcción ayudan mucho.

Campaña Vacunacion CCU

¡Recibí noticias del sector!

Suscribite a nuestro mailing

¡SALIÓ CONSTRUCCIÓN #58!

Con entrevistas a los ministros de Industria, @OmarPaganini, y Trabajo, @Pablo_Mieres, sobre el hidrógeno verde y la actualidad de las relaciones laborales.

Mirá todo el contenido de #RevistaConstruccion en⬇️
http://revistaconstruccion.uy

El Premio Innovación 2021 de @PwC_Uruguay lo ganó @BITAFAL, empresa uruguaya de vialidad que reutiliza residuos (como vidrio y neumático) en las mezclas asfálticas.

En @ConstruccionUru hicimos una nota sobre su trabajo en el N° pasado. Leela aquí⬇️
http://bit.ly/3rBGYVc

Los invitamos a participar del Webinar: Oportunidades de desarrollo e inversión en el sector de ingeniería y construcción de los EE.UU organizado por
@usembassyMVD,@UruguayXXI y @CCU_Oficial.

📆23/11
⏰15 hs (UY)
🔗Inscripción: economia@ccu.com.uy

2

📢Reviví el 5to Encuentro Anual: BIM + Digitalización de la construcción (Uruguay 2021) realizado el pasado 20 y 21 de octubre.

👉 Accedé a las conferencias aquí: https://bit.ly/301yevU