Inversión

Gentileza: CCU

¿Cómo impactaría en la industria de la construcción la eliminación de las AFAP?

julio 10, 2024

El Aeropuerto Internacional de Carrasco, parques eólicos, el Ferrocarril Central, un centro penitenciario, escuelas y miles de kilómetros de rutas por todo el país son solo algunos de los proyectos de infraestructura que se realizaron en Uruguay con financiamiento de las AFAP. Hoy, un posible plebiscito sobre seguridad social amenaza su subsistencia. ¿Qué rol cumplen las administradoras de fondos de ahorro previsional en la inversión en construcción y cómo impactaría en la industria su eliminación?

Se necesitan 276 mil firmas para que el próximo 27 de octubre, además de elegir presidente, los uruguayos decidan, a través de un plebiscito, si se reformula la seguridad social en el país. La medida, impulsada por el PIT-CNT ‒la central sindical única de trabajadores‒ plantea una serie de cambios a la reforma de la seguridad social entre las que destacan establecer la edad de retiro en 60 años, equiparar el salario mínimo con la jubilación y eliminar las Administradoras de Fondos de Ahorro Previsional, más conocidas como AFAP.

De estas modificaciones existe una que atañe directa mente a la industria de la construcción uruguaya y es, justamente, esta última: la desaparición de las AFAP. Y es que en los años recientes estos organismos se han convertido en un jugador de peso al momento de financiar proyectos de infraestructura; según cifras de la Cámara de la Construcción del Uruguay, únicamente en los últimos diez años las AFAP invirtieron cerca de 2.215 millones de dólares en este rubro.

A grandes rasgos, las AFAP son empresas que administran una parte de los aportes de los trabaja dores afiliados con el objetivo de lograr la mejor rentabilidad posible a través de inversiones. Su cartera de activos es muy grande, pero en el caso de Uruguay esas inversiones están dispersas entre valores emitidos por el gobierno (como títulos de deuda uruguaya y bonos globales), instrumentos vinculados al sector privado (como fideicomisos financieros y obligaciones negociables) y activos internacionales.

En el caso de la construcción, des de que se crearon hace 28 años, “la inversión histórica de las AFAP en infraestructura asciende a casi 4.800 millones de dólares”, le dijo a Construcción el presidente de la Asociación Nacional de AFAP (ANAFAP), Ignacio Azpiroz.

¿POR QUÉ EN INFRAESTRUCTRA?

En los últimos 15 años, las AFAP no solo miraron cada vez con mayor interés los proyectos de infraestructura en el Uruguay, sino que, activamente, comenzaron a incluir los dentro de su portafolio de inversiones. Esto porque “calzan con su perfil de inversor”, explica Azpiroz. Se trata de “inversiones con retornos adecuados, baja correlación con otros activos, flujos estables, predecibles y de largo plazo, con buena cobertura contra la inflación, bajas tasas de default e inversiones socialmente responsables”.

Pero no solo eso. Es sabido que la inversión en infraestructura con tribuye fuertemente al desarrollo del país, tanto económica como socialmente. Así, pues, “además de mejorar el perfil de riesgo retorno del portafolio, [la inversión en proyectos de infraestructura] forma parte de un círculo virtuoso por el cual mejora la calidad de vida de las personas, el empleo y las jubilaciones futuras de los afiliados”, dice Azpiroz.

En Uruguay, las AFAP han invertido en proyectos de manera directa o a través de fondos. En la gran mayoría de casos, menciona Azpiroz, lo hicieron directamente, salvo cuando financiaron aquellos proyectos que son gestionados por CAF-AM (la entidad gestora de fondos de CAF ‒el Banco de Desarrollo de América Latina y el Caribe‒). Estos son las PPP viales y educativas, el Ferrocarril Central y el Proyecto Arazatí.

¿A DÓNDE FUE LA INVERSIÓN?

El abanico de proyectos en el que han invertido las AFAP es enorme. En el caso de infraestructura de transporte, participaron del mantenimiento de 3.400 km de rutas nacionales que forman la red de la Corporación Vial del Uruguay (CVU). También financiaron la construcción de más de 1.000 km de carreteras a través de contratos de Participación Público-Privada (PPP) en las rutas 21, 24, 12, 54, 55, 57, 14, 3, 9 y 15.

Asimismo, “se invirtió en la construcción de 273 km de vías férreas para el proyecto Ferrocarril Central”, dice Azpiroz, y se financiaron el Aeropuerto Internacional de Carrasco y la Terminal de Ómnibus Tres Cruces.

Presidente de la Asociación Nacional de AFAP, Ec. Ignacio Azpiroz (Foto: Pablo La Rosa)

Entre las obras de infraestructura de servicios públicos, las AFAP otorgaron financiamiento para proyectos de agua y saneamiento de OSE y para el Proyecto Arazatí, que suministrará agua potable para el área metropolitana.

También realizaron inversiones vinculadas a la generación, transmisión y distribución de la red eléctrica de UTE, y participaron en la construcción de los parques eólicos Valentines, Pampa y Arias (igualmente gestionados por UTE).

En lo que concierne a infraestructura social, las AFAP forman parte de las PPP educativas a través de las cuales se crearon 44 jardines de infantes, 38 escuelas, 43 CAIF, diez polideportivos y nueve politécnicos. También financiaron la construcción del centro penitenciario Punta de Rieles.

Asimismo, mediante fideicomisos departamentales en Montevideo, Canelones, Florida, Río Negro y Rivera se invirtió en obras viales y en proyectos de centros culturales, anfiteatros, cines, polideportivos, estadios, plazas, piscinas techadas, campus educativos, parques, veredas y ciclovías.

Finalmente, las AFAP tampoco fueron esquivas a la inversión inmobiliaria. A través de distintos formatos, financiaron la construcción de viviendas promovidas, edificios de vivienda residencial, edificios comerciales y hoteles.

IMPACTO EN EMPLEO Y FINANCIAMIENTO

Desde la ANAFAP, Azpiroz sostuvo que de aprobarse la reforma jubilatoria (con la consiguiente eliminación de las AFAP) “el impacto sería muy negativo para el empleo y la actividad económica, en particular se vería impactado el sector de la construcción y el desarrollo de la infraestructura nacional”.

La repercusión que podría tener en la inversión en infraestructura la desaparición de las AFAP es algo que tampoco ha pasado desapercibido en la gremial de la industria. El presidente de la Cámara de la Construcción del Uruguay, Ing. Alejandro Ruibal, incluyó esta situación dentro de las posibles amenazas que enfrenta a futuro el sector durante el evento “Visión estratégica de las cámaras empresariales en año electoral”, organizado por la Asociación de Dirigentes de Marketing del Uruguay (ADM) en mayo.

Presidente de la Cámara de la Construcción, Ing. Alejandro Ruibal. (Foto: ADM)

Ruibal hizo hincapié en la cantidad de puestos de trabajo que podrían perderse de eliminarse las AFAP. Tras realizar un estudio, la CCU estimó que entre “10 y 15% de los empleos de la construcción no estarían porque se eliminarían todos esos proyectos en vialidad, en vivienda, en ferrocarril, en energía, en escuelas, en centros educativos en el interior del país que se construyeron con la reinversión de las AFAP”.

En su presentación, Ruibal señaló que en los últimos diez años las AFAP han invertido en el mercado de capitales cerca de 5.500 millones de dólares, “la mitad de ese dinero, 2.200 millones han sido para obras de infraestructura”. Si eso se traduce al factor empleo, el cálculo de la CCU habla del equivalente a unos 3.600 puestos de trabajo directos por año en aquellos proyectos donde las AFAP estuvieron presentes como ente financiador. En palabras de Ruibal, una reforma con este tipo de condiciones “le pega al eslabón más duro que es la generación del empleo directo”.

Al consultarle si, de aprobarse la reforma jubilatoria, el acceso a fuentes de financiamiento local para la industria de la construcción se vería afectado, Azpiroz respondió que “sin dudas”.

Desde la CCU, Ruibal estuvo de acuerdo: “Son las AFAP quienes invierten en pesos, en unidades indexadas, y ese financiamiento no lo obtenemos si no tenemos ese tipo de actores”. En ese sentido, el ingeniero agregó que de no participar las AFAP con el financiamiento en moneda local “los otros bancos no participan” y los inconvenientes para conseguir recursos se ahondan aún más. Por la magnitud de este tipo de obras es inviable que el endeudamiento sea ilimitado, que lo puedan asumir las empresas constructoras o incluso el gobierno, dependiendo de si se trata de obras públicas, privadas o a través de contratos de participación público-privadas.

El presidente de la Cámara de la Construcción del Uruguay mencionó que desde la gremial entienden que “con esto no se puede jugar y están de por medio muchísimos puestos de trabajo de uruguayos y la estabilidad económica del país”. Como en toda democracia, el deba te será clave tanto para el ‘sí’ como para el ‘no’.

Estudio Comas Levitá

📢 Los invitamos a participar del Lanzamiento de la Red Empresarial de Talento (RET): Construyendo innovación y digitalización de @CCU_Oficial.

📆17 de julio
🔗Inscripción gratuita: https://forms.gle/bHJkaWNcDRNqXGUr6

💡🌍En el mes de medio ambiente, compartimos el documento “Gestión de residuos de obra civil en Uruguay y su comparación con referencias internacionales”, creado en el marco de la hoja de ruta de sostenibilidad CCU.

📍Accede al trabajo aquí: https://bit.ly/45KOrmP

📍AHORA: Se está llevando adelante el Foro de Industrialización en la Construcción (Uruguay-Chile) organizado por @CCU_Oficial e ISI-Build.

Hablamos sobre construcción industrializada y métodos modernos de construcción.

💡 Quedan pocos días para el Foro de Industrialización en la Construcción (Uruguay-Chile) organizado por la @CCU_Oficial e ISI-Build (Chile). Temas a abordar: construcción industrializada y métodos modernos de construcción.

📆 12/6
⏰9:30
🔗Inscripción: https://forms.gle/ehutUYCHbPXKuR59A

¿Cuáles son los proyectos viales, ferroviarios y portuarios que se vienen en Uruguay para desarrollar negocios? https://www.elpais.com.uy/negocios/noticias/cuales-son-los-proyectos-viales-ferroviarios-y-portuarios-que-se-vienen-en-uruguay-para-desarrollar-negocios?utm_medium=social&utm_campaign=elpaisuytw&utm_source=Twitter