Relaciones laborales

Centro de primera infancia "Construyendo juntos" desarrollado en acuerdo entre la CCU y el Sunca.

(Fotografías: Pablo La Rosa)

Construyendo juntos, siempre

enero 25, 2021

Por Felipe Miguel

Una cuchara de albañil junto a un pincel para niños; el trabajo y el juego, el mundo de los grandes levantando estructuras para los chicos. Esa es una de las imágenes que se ven en el enorme mural que adorna la entrada del centro Siempre “Construyendo juntos”, y de alguna manera esa unión simbólica ilustra lo fructífero que puede ser el esfuerzo mancomunado de la industria.

Ubicado en la avenida General Flores casi Aparicio Saravia en Piedras Blancas, el centro Siempre “Construyendo juntos” cumplió un año de funcionamiento el pasado agosto. Su creación se acordó en el ámbito del Consejo de Salarios entre la Cámara de la Construcción del Uruguay (CCU) y el Sindicato Único de la Construcción y Afines (Sunca) a fines de 2017.

“Construyendo juntos” atiende a 60 niños de entre tres meses y 12 años de edad (por restricciones de la pandemia en este momento son 31 niños), dos tercios de ellos son hijos de trabajadores de la industria y el resto es población de la comunidad.

Si bien el horario de trabajo es de 7:00 a 19:00, el personal se adapta a las necesidades de las familias y suelen abrir antes sus puertas.

Los centros Siempre (espacios de educación y cuidados con sindicatos y empresas) “son servicios dirigidos a la infancia y la familia que implican un acuerdo de corresponsabilidad entre el actor privado, la comunidad y el Estado”, según explica el sitio web del Instituto del Niño y el Adolescente del Uruguay (INAU). Entre otros aspectos de funcionamiento, los Siempre se diferencian de los Centros de Atención a la Infancia y la Familia (CAIF) en que tienen como prioridad la atención a los hijos de los trabajadores del sector laboral en el que fueron creados y en que el actor privado proporciona la infraestructura y el equipamiento inicial.

En el caso de “Construyendo juntos”, Ignacio Otegui, expresidente de la CCU y presidente del Fondo Social de Vivienda de Obreros de la Construcción (Fosvoc), contó a Construcción que los Fondos adquirieron el local y lo pusieron a punto para que estuviera en funcionamiento el primer centro de este tipo vinculado a la industria de la construcción. Otegui señaló que el acuerdo implica que en este primer centro el Sunca decidió quién lo gestiona, la cooperativa Coopintare, y que de poder poner en funcionamiento un segundo centro, la elección sería de los empresarios.

El centro “Construyendo juntos” tiene capacidad para atender a 60 niños de entre 3 meses y 12 años de edad, de los cuales aproximadamente 2/3 son hijos de trabajadores de la industria.

Luego de un año desde su puesta en funcionamiento y en un año tan particular como 2020, Otegui señaló que está conforme con lo que se ha logrado. Para él resulta lógico que en una industria que tiene un 70% de personal que entra y sale de la misma por las características del flujo laboral, “hay que generar instrumentos que les den razonable estabilidad a los hijos de los trabaja – dores, a sus familias, y en lo posible, a los trabajadores”. Por este motivo, también está en marcha la idea de la creación de un segundo centro para 2021 (ver recuadro).

Según comentó Otegui, los Fondos Sociales invierten unos 350.000 pesos por mes en el centro, de los que cerca del 40% se van en gastos de vigilancia. El centro cuenta con 18 empleados entre docentes, cocineros, personal de limpieza, psicólogos, psicomotricistas, talleristas, etcétera. El Ministerio de Desarrollo Social se encarga de pagar los salarios excepto los de los cocineros.

LO QUE LA INDUSTRIA PUEDE LOGRAR

Además de toparse con el gran mural, ingresar al centro significa encontrar los rostros felices de los niños allí presentes, participando de distintas actividades educativas y recreativas. En la explanada hay una zona de césped sintético con juegos de madera donde los pequeños pueden trepar, tirarse del tobogán o reunirse a interactuar entre sí. Los salones tienen sus paredes repletas de dibujos: conviven adorables autorretratos de los pequeños, repletos de corazones, con otros que muestran divertidas figuras monstruosas cuyas líneas se grabaron con crayones. Las coloridas sillas están apiladas esperando la llegada de los alumnos y que el virus pueda permitir al centro trabajar al máximo de su capacidad nuevamente.

Carolina Cabello, maestra coordinadora general del centro y presidenta de la Cooperativa Coopintare, coincidió en que el balance del primer año es muy positivo y destacó a Construcción la cantidad de estrategias que tuvieron que poner en práctica para sobrellevar un 2020 nada amigable. “Tuvimos el corte de la presencialidad de marzo a junio –como todo centro educativo bajo la órbita del INAU– y desplegamos una batería de estrategias. En una primera instancia, a través de los Fondos Sociales de la Construcción, tratamos de atender la parte alimentaria de las familias, brindándoles una canasta bastante contundente para satisfacer esa necesidad. También está toda la atención de lo pedagógico, utilizamos estrategias que no habíamos usado tanto, como mandar videos con propuestas, actividades, lectura de cuentos, narraciones, cantar canciones, bailes”, comentó.

Cabello también señaló que cuando se pudo retomar la presencialidad fue necesario evaluar cuáles familias necesitaban volver primero, y que, a través del contacto virtual, siempre buscaron mantener el vínculo con los que no podían atender de forma regular.

NUEVO CENTRO, MÁS COMPROMISO
Está en marcha la creación de un nuevo centro de este tipo en la zona de Flor de Maroñas, que se espera esté en funcionamiento a partir de junio de 2021. En este caso, el presidente del Fosvoc, Ignacio Otegui, pidió a la organización Fe y Alegría, vinculada a la Iglesia Católica, que se encargara de la gestión. “Acordamos con la congregación de los Padres Pasionistas arrendarles por 14 años la Casa de Nazaret, una estructura grande no utilizada por ellos ubicada al lado de la parroquia Santa Gema”, detalló. Se planea construir cinco aulas en la planta baja y poner en marcha un segundo centro Siempre con dos turnos de 60 niños cada uno. En la planta alta hay 28 habitaciones con 62 camas, y la idea es ofrecer ese alojamiento a hijos de obreros del interior del país que estén estudiando en la UdelaR en Montevideo, para que puedan evitar el gasto en alojamiento. El Fondo de Capacitación (Focap) tiene becados a 1.200 jóvenes, entre los que se elegiría a los beneficiarios.

Al tener a chiquilines desde tan pequeños como tres meses en adelante, adaptarse a las medidas de higiene que exige la COVID-19 no fue una tarea fácil. Cabello dijo que el uso de la mascarilla “fue todo un impacto” para los más pequeños. “Teníamos las de acetato que son transparentes, y no las pudimos implementar. Seguimos con los tapabocas, pero para ellos fue muy raro, los cinchaban, querían sacarnos todo de la cara, pero es como parte de la cotidianidad”, contó entre risas.

Como la disposición del Ministerio de Salud Pública marcaba que los niños no podían estar más de cuatro horas en el centro, armaron dos bloques horarios: uno de 8:00 a 12:00 y otro de 13:00 a 17:00, aunque las puertas están abiertas hasta las 19:00. En la mañana funcionan grupos de tres meses a 1 año, de 2 años y de 3 años. En la tarde se repite el esquema, pero se agrega una sala para los más grandes, donde confluyen niños de 4 a 12 años.

Otra diferencia que tienen los centros Siempre con los CAIF es que en los primeros no se brinda la alimentación diaria. Sin embargo, todas las partes entendieron que esto era fundamental en el centro, por lo que –en las condiciones normales– se realizan cerca de 80 platos de comida por día en una cocina semiindustrial. Cabello indicó que esto hace una gran diferencia en la comunidad, ya que les garantiza a todos los niños una alimentación nutritiva a la que algunas familias no pueden acceder, ya sea por motivos económicos, educativos o de tiempo para prepararla. Otegui dijo al respecto: “Nosotros nos teníamos que encargar de la comida y nos estamos encargando. Todas las cosas que se tuvieron que hacer para que los niños estuvieran bien, se hicieron. Es parte de las cosas que la industria puede hacer y que tiene la satisfacción de hacer en beneficio de niños que están vinculados a obreros de la construcción, en algunos casos, y en otros, no”.

EL CORAZÓN DEL BARRIO

Las familias han demostrado al personal una conformidad total con el funcionamiento y una gratitud expresada de diversas formas, como una maceta con el logo de “Construyendo juntos” que fue obsequiada y que adorna el patio muy cerca de la entrada principal.

La coordinadora también valorizó el trabajo en conjunto entre la cooperativa, el Sunca y los Fondos Sociales, que posibilita este funcionamiento. “Cada necesidad que vamos viendo, o cada cuestión que el centro entiende necesaria para mejorar, lo dialogamos con los Fondos y surgen propuestas y soluciones”, comentó Cabello. Uno de los proyectos a corto plazo es la construcción de una nueva aula, que permitirá recibir a algunos niños más y que podría construirse durante la primera quincena de enero, cuando los niños no asisten al centro.

Desde una pequeña huerta donde las manitos embarradas de los niños aprenden a cultivar, hasta proyectos para trabajar en música, inclusión, uso de pantallas o sexualidad en la primera infancia, los trabajadores del centro le dan un nuevo horizonte a los más pequeños, que demuestran su alegría de ser parte del centro y de seguir construyendo juntos.

Ceaosa Ingener Atenko Estudio Comas

¡Recibí noticias del sector!

Suscribite a nuestro mailing

#ObraPública

Ayer el presidente @LuisLacallePou anunció que el Estado invertirá este año más de 1.200 millones de dólares en inversión pública e infraestructura.

Entre las obras a destacar estarían el inicio del trabajo en la rutas 5, 8, 6, y el puente de La Charqueada.

¿Sabías que para la obra de la @UAM_Uy se usaron unos 98 mil m³ de base granular?

Enterate de otros detalles constructivos sobre la obra más importante del sector agroalimentario en #Uruguay en nuestra nota ⬇️
http://www.revistaconstruccion.uy/de-interes/ya-opera-la-uam/

#construccion

¿Cuáles son los desafíos para la planificación y el diseño urbano en Uruguay frente al cambio climático?

Mañana arranca este ciclo gratuito de conferencias virtuales enfocado en la adaptación de ciudades y costas 🇺🇾.

Conocé el programa e inscribite⬇️
http://bit.ly/conferenciaSAU-NAPCiudades

INYECCIÓN DE INVERSIÓN

Desde el @mtopuy se confirmó que se adelantará la ejecución del plan de obras públicas.

Este 2021 se invertirían unos US$ 300 millones en obras viales que incluyen sectores de doble vía en las Rutas 5, 8 y 9, además de la construcción de la Ruta 6.

Con la nueva herramienta CIR del @Mvot_Uruguay se podrán validar certificaciones extranjeras de sistemas de #construcción no tradicionales en Uruguay.

El objetivo es buscar opciones que abaraten costos y acorten tiempos.

Más detalles en nuestra nota⬇️
https://bit.ly/36ZALqZ